lunes, 10 de septiembre de 2012

El carretero y el eco


En un pantano atascado
a orillas del Yumurí
Hecho estaba un renegado
El carretero Juan Prado,
Bravo como un cayarí.

Cual carretero de ley
juró como un condenado
al gritar desesperado
Perla Fina, tesia buey

Y allá del otro lado una voz le dijo :

¡ey!

Mal rayo del Dios bendito
Quien demonios me llamó
Que quieres ?,
lo ves maldito
ya el eje se me torció!

Sio !

A callar a sus gallinas
Si las tiene o las robó.
Perla Fina !, Tesia Buey
A mi nadien me cayo!

Yo!

Pues salga, salga al camino
Si es tan cheche o tan curro
Salga, salga al endino
Y verá como lo aburro

Burro!

Burro será usted,
Atrevido, insolente, deslenguado,
¡ ven acá que se me ha partido
el cuchillo que he comprado!

Prado!

¿Me conoces ?
No respondes
Abrase visto un aquél
Vamos, ¡sal de ahí!
Dónde te escondes,
Vive Dios a que es Manuel?

El !

Muchacho por mil legiones
Ven acá por un momento
Es que en estos cangilones
Estoy casi que reviento

Viento !

¿Qué viento dices ?
¿Qué vientos ni que marica?
Manuel, Manuel, anda listo
Que estoy como picapica

Pica !

Y no ves que estoy picando
pero es que el lodo está muy seco,
no es Manuel cuando me deja
en el pantano atascado
¡A paisano que está apurado
se ayuda y no se aconseja!

Ceja !

Gran demonios
Quién te entiende, ¿ y te escondes en la zaranda?
¿ O serás acaso algún duende
que vives en la otra banda?

Anda !

Ya quisiera por lo cierto
venga acá y agarre la vara
es que en estos cangilones
estoy casi medio muerto
¿no repara ?

Para !

Y no ves que estoy parado
Pero es que el lodo esta muy seco.
acá señor tapado
y verá como lo desfleco

Eco !

Es verdad, el eco es todo
y yo pregunta y pregunta
dijo Juan, picó su yunta
y logró salir del lodo

Esto mismo yo vi
en un hecho verdadero
que le sucedió a un carretero
a orillas del Yumurí.

Este poema me lo contaba mi padre cuando estaba pequeña, es de la tradición oral de los isleños de Cuba, 
y por eso a él se lo contaba su abuela, que vino a México de Santiago...

4 comentarios:

  1. Por alla por la decada del 40,siendo yo un niño, una prima mia y una amiga suya, ensayaban este poema para recitarlo en veladas que hacian. Mi prima hacia del carretero y la amiga hacia del eco, situada tras una casa de madera, en un campito de samaná. Bellos recuerdos. Sanos recuerdos

    ResponderEliminar
  2. Siempre me gustó este poema. Mi mamá me lo recitaba pero solo fragmentos, de las partes que ella recordaba. En algunos libros de la escuela aparecía, pero en nuevas ediciones, lo han retirado del programa de educación. No sé por qué, pues es muy bello, y original.

    ResponderEliminar
  3. mi madre me recitaba este poema siendo yo una pequena que bello recuerdo tengo de ella, ahora cuento con casi 50 anos y se lo recito a mis ninas pilar feliciano sept 14 2016

    ResponderEliminar