sábado, 25 de agosto de 2012

k'an


El agua enseña cómo hay que conducirse, no se detiene, sigue fluyendo siendo ella misma. Así vence los peligros, los obstáculos. El agua, aunque originada en la tierra, se eleva al cielo para retornar abajo. Este es un estado en que uno se halla, como el agua, adoptando la conducta adecuada. Rellenar todos los sitios por los que se pasa, sin rebasar, sin retroceder, sin miedo a las caídas, sin perder la original forma de ser, siendo leal a sí misma. 

(el significado de mi siguiente tattoo :) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario